Lola

Lola.

Lola
O Lolailo como la llamamos en casa.
Aunque ella no es del todo salvaje, lo lleva en la sangre, tal hecho es por que a pesar de haber llegado a nuestra familia con apenas unas horas de vida y la placenta colgando, jamás quiso más cuentas con humanos más que lo estrictamente necesario, apenas nos deja acariciarla con que cogerla en brazos es tarea imposible,..
El único chantaje que está dispuesta a aceptar, es el que le hagamos con latita por delante (Así es como conseguimos cogerla para llevarla al veterinario o en su momento, a castrar).Es una gata preciosa con unos inmensos ojos verdes que embelesan al más indiferente y su actividad favorita es hacer croquetas en lo más alto del rascador y perseguir pelotas hasta que dejan de rodar.¿Te has enamorado de los ojazos de Lolailo?

Anuncios