Garbanza

photo5857069953100919376
Esta es Garbanza mantequitas, a veces salvaje a veces no, nunca sabes en qué estado va a estar ni como te puede sorprender.
Sin duda la mirada que tiene invita a jugártela y darle amor, puede que tengas suerte y esa caricia sea agradecida. Pero si consigues tenerla en brazos…. aprovecha al máximo ese mínimo tiempo que te deja, porque es de carácter impulsivo o muy asustadiza, pero con la vida dura por la que han pasado nuestros salvajitos no podemos recriminar nada, solo agradecer esos pocos segundo de confianza que nos hace darnos cuenta que con  amor y respeto todo es posible.