Weasly

photo5897868212517843564

Nombre: Weasly (Macho).

Edad: Mayo 2014

Estado de salud: Castrado, pequeña cojera.

Historia y carácter: De Wesasly os podemos contar que es un luchador. Hijo de Martina, una de nuestras salvajitas, la cuál llevábamos observando durante meses  intentando ganarnos su confianza a base de latitas y palabras de amor para poder capturarla, ya que no solo sufría el frío y el hambre de la calle, sino que también el acoso continuo de niños y adolescentes. Justo una semana antes de dar a luz se rindió ante nuestra insistencia y nos dejó cogerla para llevarla a nuestro albergue. Pero cuando llevaba ya meses de gestación, justo una semana antes de dar a luz nos dejó cogerla. Por suerte Weasly nunca conoció ni el frío ni el miedo que pasa un gato callejero, por lo que es un gatito muy social, pero pese a estar en un hogar protegido nos dio varios sustos. Siendo un bebé, con apenas un mes, vimos que se le había hinchado la patita delantera derecha,  tenia una  artritis séptica, por lo que se le había infectado y generado pus,  a causa de ello tiene una pequeña cojera sin poder estirar la articulación del todo. A los 2 meses sobrevivió a una panleucopenia, una infección muy grave que se llevó por delante  a varios de nuestros hoperitos bebés, pero él solo tuvo 1 día de fiebre. A los 4 meses pilló una rinotraqueitis la cual le ha dejado la secuela de llorera en los ojos, no le afecta en nada, solo hay que limpiarle de vez en cuando los ojos por los lagrimones que a veces le salen. Tiene un carácter tranquilo, con los humanos es muy social, le encanta que le mimen y hablen ya que es muy cariñoso, con los gatos no busca pelea, pero si le buscan él no se achanta pero sin llegar a nada  serio, prácticamente solo les dice “tss a mi no me soples que por muy cojo que esté te contesto igual”. Weasly lleva desde el día 1 con nosotros, ya han pasado varios años y aquí sigue sin conseguir llegar al corazón del humano que le de un hogar definitivo, está más que testado que es capaz de llenarte de amor y ronroneos. ¿Has descubierto ya que este luchador te ha conquistado?